COMUNICADO (11 Octubre)

by RECTORÍA

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

Hoy se ha levantado la restricción escolar para la delegación Tláhuac y para la colonia Del Mar específicamente.

El día de mañana jueves 12 de octubre del 2017 reanudaremos, todas las secciones y escuelas, nuestras labores escolares en los horarios acostumbrados. El servicio de transporte escolar hará su recorrido y las oficinas estarán abiertas en el horario normal.

El ajuste al calendario se dará a conocer a cada escuela y sección de acuerdo a sus respectivos directores. Se harán los ajustes y modificaciones necesarias para que todo el proceso enseñanza-aprendizaje pueda realizarse en cada período de clases, sea semestre o curso escolar, respectivamente. Asimismo, se realizarán los encuadres a los períodos de exámenes parciales de las secciones.

Gracias por la confianza y por todo lo que se ha realizado durante estos días en bien de quienes han sufrido daños y pérdidas. Cada uno ha contribuido en la medida de sus posibilidades.

Hemos cumplido con todos los requerimientos establecidos por la Secretaría de Educación Pública para poder abrir nuevamente nuestras puertas: la seguridad estructural ha sido revisada, el Director responsable de obra ha elaborado y firmado su dictamen y protección civil ha dado su visto bueno; es así que la autoridad correspondiente ha incluido a nuestra Institución en la lista que se publica cada día.

Los momentos que hemos vivido en la emergencia surgida a raíz de los sismos con que se ha visto afectada la vida cotidiana de nuestra Ciudad han sido la razón de estos días de suspensión de actividades, mismas que han querido ser subsanadas, en al menos una mínima parte, a través de los envíos de trabajos por parte de los maestros respectivos para no perder la continuidad del curso escolar.

Ante una situación como la que hemos vivido, ante el desastre que en nuestro derredor se ha hecho presente, surgen palabras de esperanza, de fuerza y de voluntad, porque la vida sigue y como comunidad educativa y como familia marista tenemos que seguir avanzando, caminando, dando pasos firmes hacia adelante.

Estos días se ha puesto a prueba nuestra fortaleza. Este siniestro ha sacado lo mejor de cada uno de nosotros. Cada uno ha aportado y ha dado lo mejor de sí. Es por ello que agradecemos y damos gracias al Todopoderoso por formar parte de esta comunidad.

La prioridad es la seguridad, la integridad física de cada uno. Para ello podemos asegurar que se han tomado en cuenta todos los medios para que así sea. Requerimos la cooperación de todos y cada uno para aportar su creatividad, su responsabilidad, así como su propuesta positiva para aquello que sea aún necesario implementar.

Es momento de continuar, pero sin dejar de levantar el puño, exigiendo el silencio para escuchar la voz, el susurro, la vida que aún está y surge de entre los escombros. Es momento de recomenzar, con la frente en alto y con el espíritu solidario y de familia que ha florecido durante estos días entre nosotros.

Es momento de reconocer, como ya lo hizo Juan Villoro, que eres:

            El que rezó en una lengua extraña porque olvidó como se reza.
            El que recordó quién estaba en qué lugar.
            El que se quedó sin pila.
            El que salió a la calle a ofrecer su celular.       
            El que supo que salía sobrando.
            El que es de aquí.
            El que todavía respira.
            El que levantó un puño para pedir silencio.
            Los que les hicieron caso.
            Los que levantaron el puño.
            Los que levantaron el puño para escuchar si alguien vivía.
            Los que levantaron el puño para escuchar si alguien vivía y oyeron un murmullo.
            Los que no dejan de escuchar.

Atentamente
Ser para Servir
L.A.E. ALEXANDRO ALDAPE BARRIOS
RECTOR